El macabro conteo que se realiza al respecto.
  • Hidalgo
  • Posted
  • Visto 364 veces

Cuatro oficiales policiacos mueren en actual administración municipal

Tulancingo de Bravo, Hidalgo.- Tres elementos de la policía municipal han fallecido en el transcurso de la actual administración, dos de ellos en cumplimiento de deber, y otro más, mientras uno de sus compañeros limpiaba su arma de cargo, la cual se disparó en su contra.

Otro más, perteneciente a la Policía Estatal, fue ejecutado recién iniciada la actual administración local.

El caso más reciente de oficial policiaco fallecido, se registró durante la madrugada del pasado sábado 30 de julio, falleciendo Santiago Solís Ayotitla, al repeler intento de asalto al interior de la presidencia municipal.

El alcalde Julio César Soto Márquez recordó que a inicios del año 2013, el comandante Julio Hernández fue asesinado en el interior de su domicilio, siendo detenidos los presuntos responsables, sujetos actualmente a proceso.

En noviembre del mismo año, el oficial David Domínguez Gómez, que en ese momento estaba adscrito a la subcomandancia regional municipal de Santa Ana Hueytlalpan, perdió la vida al recibir un disparo de arma de fuego en el pecho, la cual limpiaba su compañero Sergio Castellanos Santiago.

Soto Márquez consideró que los dos primeros casos son los que pueden calificar como muertes en cumplimiento del deber de los oficiales policiacos.

En febrero del 2012, recién iniciada la presente administración municipal, un comando ingresó a un restaurante ubicado en el perímetro de la actual Ciudad Judicial, asesinando a balazos al comandante de la Policía Estatal Zenón Sanagustín, dejando herido a su compañero, Humberto Ortiz Yáñez.

También es importante recordar también que a principios del año 2008, fue ejecutado en pleno centro de la ciudad José Luis Alvarado Mayorga, director de la policía municipal, sin que hasta el momento se hayan registrados detenciones, y mucho menos se ha aclarado el móvil del asesinato.

En dato relacionado, recordó que durante el año 2010, elementos de la Policía Estatal detuvieron a una veintena de oficiales policiacos, señalando que éstos colaboraban con el crimen organizado, pero a quienes no se les pudo comprobar hecho alguno.

“Actualmente están ya en libertad, y llevan un proceso para que el gobierno municipal les restituya lo que consideran pagos de sueldos pendientes”.

Por Daniel Martínez Martínez

Deja un comentario