Los gaviones, bajo arreglo y rescate.
  • Hidalgo
  • Posted
  • Visto 361 veces

Va al 80 por ciento el rescate de gaviones en Tulancingo

Tulancingo de Bravo, Hidalgo.- El titular de la Comisión de Agua y Alcantarillado del Municipio de Tulancingo (CAAMT) Rodolfo Pascoe López, dio a conocer que durante 10 días de trabajos de limpieza en la zona conocida  barranca de Metilatla, se registra un avance del 80 por ciento en el rescate de gaviones.

El funcionario hizo mención respecto a que el saneamiento en esta zona dio inicio entre el Circuito Chapultepec y la Cancha de la colonia La Cruz, donde al finalizar las faenas se proyecta una intervención de mil 890 metros cuadrados.

Explicó que en esta barranca existían 2 barreras con piedra y malla, sin embargo con los trabajos de recuperación que se llevan a cabo, únicamente se pudo rescatar un solo gavión, ya que el otro prácticamente no existe.

“El gavión inexistente será construido con piedra y malla, para ello ya se cuenta con el respectivo trazo que realizó la máquina para poder iniciar con el levantamiento de esta infraestructura hidráulica”

Argumentó que lo que se pretende con estos trabajos es que los gaviones cumplan su función que es la de ser una especie de filtro, donde todos los sedimentos o basura se queden retenidos en esta infraestructura pluvial, con la finalidad de que solo pase agua.

“Cuando comenzamos la intervención de esta zona era evidente la cantidad de desechos, basura y escombros, sin embargo a diez días ya se puede observar un gran avance”

Recordó que la inversión estimada en el rescate de la barranca de Metilatla es de 180 mil pesos, erogación que permitirá mitigar riesgos para la población de los asentamientos habitacionales cercanos. 

Dichas faenas tanto de limpieza como de rehabilitación del gavión serán culminados en un aproximado de 15 días más.

Finalmente el director del organismo mencionó que estas acciones permiten afrontar ciertos fenómenos hidrometeorologicos de bajo impacto con las menores afectaciones posibles para la ciudadanía.

Por Daniel Martínez Martínez

Deja un comentario